plandeGira cierra tras 5 años: un resumen de la experiencia.

Con una gran pena anunciamos hoy que tenemos que cerrar plandeGira. En realidad hace ya bastante tiempo que lo pusimos en “piloto automático” y dejamos pausados muchos desarrollos y acciones que estaban en marcha. Teníamos que dedicar el tiempo a otras cosas que generaban ingresos porque se nos acababa el capital y teníamos la sensación de que no habíamos acertado en la propuesta de valor, así que el proyecto se ha ido apagando poco a poco.

Es muy triste ver cómo un proyecto en el que has puesto tanto esfuerzo, dedicación, ilusión, horas y recursos no consigue llegar a ser lo que pretendía, y prolongas la decisión todo lo posible hasta que la realidad te hace ver que no tiene sentido continuar el trayecto.

Ha sido bonito, la verdad. Dejar nuestros trabajos, buscar la primera oficina, obtener las primeras ayudas, ver la primera beta… esos primeros pasos daban forma a un sueño que teníamos desde hacía tiempo y verlo convertirse en realidad nos hizo muy felices. Pero han sido muchas las causas que han provocado que hoy tengamos que poner punto y final.

Aquí os dejamos con un ejercicio práctico de recapitulación para aquellos que quieran aprender algo acerca de esta aventura emprendedora.

Factores Internos

Aquellas circunstancias que creemos que fueron clave, y que podrían ser útiles para evaluar el funcionamiento de tu proyecto si es que tienes uno en marcha o te planteas emprender en el futuro.

No conocíamos el mercado lo suficiente

Tener una banda, alguna experiencia con giras, alguna experiencia montando conciertos… no era suficiente. Nos faltaban muchos prismas que solo pudimos conocer cuando ya nos metimos de lleno en el mercado.

El principal era el prisma de los “players”, empresas y personas influyentes que pueden impulsar de la forma adecuada el proyecto si les beneficia de alguna manera.

Nos dimos a conocer y creemos que el proyecto "cayó bien" en general, pero creo que percibimos en todos los componentes de la parte productiva (salas y asociaciones de las mismas, managers, promotores…) un recelo o desconfianza sobre el mismo: bien porque no éramos nadie conocido, o bien porque planteábamos un cambio de paradigma en la manera de hacer las cosas que podía llegar a sobrepasarles (perder el control de algo que sabes cómo funciona).

Las bandas, sin embargo, así como las ticketeras, nos apoyaron desde el minuto uno porque estábamos construyendo algo realmente útil para ellas.

No validamos el modelo de negocio lo suficiente

De hecho, teníamos esta parte abierta al inicio y tras hablar con los 3 o 4 primeros potenciales clientes, decidimos cerrarlo a una manera concreta.

Creíamos haber dado con una fórmula magistral y nos contagiamos del miedo a perder la oportunidad. El que quisiera usar nuestra maravillosa solución debería adaptarse a unos costes preestablecidos

¡Vaya ilusos!

En la época del todo gratis, en la época en la que manda el usuario, pretendíamos salir desde el primer día con unas tarifas de uso, por un servicio que apenas podíamos ofrecer.

Cuando empezamos a pivotar a otras posibilidades, habíamos perdido el “punch” inicial y la gente nos consideraba una plataforma que pedía pagar por unos servicios que distaban mucho de lo que prometían al inicio.

Nadie se subía al carro hasta que no estuviesen la mayoría dentro… y los que se sumaron primero eran los que menos dinero tenían, así que tampoco aportaban confianza.

Nos faltó foco

Funcionalidades, sostenibilidad, partnerships, dedicación personal... personalmente creo que pudimos pecar de inexpertos y de querer hacer algo ideal, sin ser prácticos.

No sabíamos lo que era un “minimum viable project”, el “growth hacking” ni siquiera existía y no sabíamos si queríamos crear algo útil para los usuarios o algo atractivo para los inversores. Los objetivos cambiaban de una semana para otra, queríamos cubrir todos los campos y no hacíamos ninguno bien.

Pretendíamos ser la “súper solución que sustituye todo” y no podíamos sustituir al 100% nada que la gente no pudiese hacer ya con un teléfono, una agenda y un excel.

Los costes internos

No teníamos un plan común, sino que cada uno aportó de buena fé lo que pudo (su tiempo, su dinero, su salud…) y evidentemente, unos podían poner más que otros de cada cosa.

Cuando alguno quería hacer una inversión (promoción, acudir a actos, contratar recursos…) los demás se encontraban en una situación comprometida ya que quizá no se podía afrontar ese coste a nivel personal, creándose una sensación de desequilibrio interno que era muy difícil de reestablecer.

Creo que vislumbramos varias veces el camino a tomar, pero las indecisiones, la democracia interna, el querer evitar conflictos y confrontaciones… hicieron que no comunicásemos a tiempo nuestras conclusiones internas y cuando vimos hacia dónde debíamos dirigirnos, el tiempo y los ahorros se habían esfumado.

Factores Externos

Los factores externos (mercado, tecnología, tendencias, procesos...) que convivieron con el proyecto mientras tratábamos de desarrollarlo.

Las salas y asociaciones

Pese a tener contacto con prácticamente todas las asociaciones a nivel nacional, y con centenares de salas a nivel personal, conseguimos que muy pocas salas se adaptasen al sistema, lo tuviesen actualizado, gestionasen los cobros… y lo peor de todo es que dedicamos muchísimo tiempo a desarrollar una aplicación prácticamente a medida de la gestión de salas (o programadores de espacios) que no se ha aprovechado por el momento (podemos hacer otras cosas con ese motor, claro).

De esa manera, no podíamos llegar a ofrecer el servicio principal (la reserva online de fechas) puesto que la mayoría de las salas no actualizaba el sistema o, más bien, no cerraba las fechas en la plataforma (cobrábamos una mínima comisión por fecha contratada), sino que la usaban para hacer todas las gestiones, conseguir visibilidad… ¿y qué hacían luego?

Muy probablemente consideraban que nuestra plataforma no les daba un valor añadido y que no les traía a cuenta formalizar las contrataciones para dejarnos a nosotros un pellizco, mínimo, por facilitarles la vida y ahorrarles tiempo y dinero.

Pues, pese a que no podemos decir que fuese el factor principal, nos dimos cuenta de que parte de las transacciones en esta industria (alquileres de sala, backline, etc) no se llegaban a formalizar legalmente, sino que se llegaba a un acuerdo y se hacían las transacciones económicas en mano. Hay que tener en cuenta que nos pilló justo la subida del IVA cultural, y que evidentemente los márgenes que se manejan en el sector son mínimos, muchos promotores palman pasta, la gente no va a los conciertos… etc.

Pero pensamos que un sector que demanda ser considerado relevante de acuerdo a su aportación al PIB podría profesionalizarse un poco más al menos en el aspecto contractual.

Quizá una ley regulatoria que se adaptase a las condiciones particulares de este mercado podría ayudar a que todos los implicados (salas, músicos, managers, promotores…) pudiesen ejercer su profesión en las mismas condiciones que otros gremios. Pero esto da para otros debates.

Experiencia

Lo más valioso de todo este trayecto, lo que hemos vivido y aprendido. Lo que ahora forma parte de nosotros.

Sector Musical

Conseguimos entender mucho más del sector de la música en directo, qué actores intervienen, qué factores son influyentes, cómo funciona todo ese entresijo que hay detrás de lo que ves como espectador. Y créenos, lo que ves es solo la punta del iceberg.

Hicimos muchos contactos a nivel nacional, pero la mayoria de ellos se perderán si no seguimos "en la escena". Sin embargo, hay grandes personas con las que hemos conectado a nivel personal más allá del simple interés profesional con los que une una cordial relación.

Tenemos una base de datos de salas y promotores brutal a nivel nacional, con contactos personales, teléfonos, emails... si decidimos montar otra cosa relacionada con la música tenemos bastante camino hecho.

Conocemos mucho mejor qué funciona y sobre todo, lo que NO funciona al menos por ahora a nivel nacional dentro del sector online, ya que hemos estado en contacto con todos los agentes, proyectos y plataformas desarrolladas en este período de tiempo, y hemos visto de todo: aciertos, errores, rondas de inversión a proyectos inviables, plataformas surgidas de la nada que alcanzan relevancia...

Hemos conocido también proyectos de otros países, que son viables allí y no aquí, y hemos aprendido mucho acerca de la música desde otras perspectivas y ópticas, descubriendo que hay mucho más allá de nuestras fronteras y que las cosas se pueden hacer de formas diferentes y eficientes.

A nivel profesional

Son incontables las habilidades que hemos desarrollado durante el período que ha durado este "Máster" de la vida real, pero resaltaremos las principales.

Lo primero que tuvimos que desarrollar fueron nuestras habilidades relacionadas con el "Plan de Empresa", no pensar solo en una aplicación o una herramienta, sino en el modelo de negocio detrás de ella y cómo podríamos llevarlo a cabo. Incontables horas discutiendo y desarrollando, elaborando documentos, desde bocetos hasta especificaciones, haciendo supuestos, casos prácticos, Excels interminables, informes de competencia, análisis del mercado...

También tuvimos que sacarnos un Grado en terminología empresarial, estudiar las diferentes maneras de constitución, hacer un pacto de socios, dar de alta una empresa y todo lo relacionado con burocracia que se necesitaba para poder facturar como SL en este país hace más de 5 años.

Después, tuvimos que desarrollar a tope nuestras habilidades de programación para construir desde cero la plataforma, que debía ser escalable a todos los niveles. Python-Django fue la combinación escogida

Hubo que aprender a conectar múltiples servicios entre sí, con distintos proveedores, para integrar todo lo que queríamos ofrecer en nuestra plataforma.

Mejoramos y aprendimos mucho más de SEO, luchando contra grandes portales por aquellas Keywords que nos resultaban críticas.

Nos hicimos expertos en Analítica, desarrollando nuestras mediciones internas para saber qué hacían los usuarios en nuestra web, tratando de averiguar en qué podíamos mejorar.

Hicimos muchísimos contenidos, desde fichas descriptivas de las salas, hasta crónicas de conciertos (gracias a todos los Cronistas, love!), descripciones de las zonas de marcha de las ciudades, entradas de blog con artistas y conciertos recomendados, listas de Spotify...

Tuvimos que ponernos mucho las pilas con las Redes Sociales, ya que vimos que las conversaciones que nos interesaban transcurrían en ellas.

Aprendimos también a tratar con un CRM, crear diferentes bases de datos de usuarios, mandarles emails segmentados, envíos automatizados, alertas...

Y por supuesto, tuvimos que aprender Gestión de Proyectos, palabras como SCRUM y otras similares para poder organizar la enorme cantidad de trabajo que teníamos constantemente y no morir en el intento.

Como emprendedores

Quizá este sea el párrafo más complicado de resumir, puesto que todo lo que hemos vivido forma parte del proceso de emprender:

No hemos aprendido a levantar inversión: no era nuestro objetivo y, cuando lo intentamos, lo hicimos torpemente. Nuestra idea inicial desde luego era vivir con plandeGira, estábamos convencidos de que funcionaría como para poder dedicarnos a ello en exclusiva. Es por ello que nuestro objetivo no eran las métricas de crecimiento: usuarios, registros... sino crear algo útil para la industria.

No hemos aprendido a gestionar bien el tiempo: es oro para un proyecto y en general, para tu vida. Es la materia prima más valiosa y debe ser invertida con mucho criterio. En esta aventura hemos puesto nuestro proyecto por encima de todo lo demás en demasiadas ocasiones (porque es lo que todos los "emprendedores" te dicen que hagas). Desde aquí te decimos que sí, que des el 100% por tu proyecto, pero que la salud, la familia, los amigos y parejas, las aficiones personales... también requieren de su espacio.

No te embarques en un proyecto si no estás convencido de que es algo que te apasiona. Las horas trabajando se te pasarán rápido si estás haciendo tareas que te encantan, y pasará lo contrario en caso de que pierdas la ilusión.

Es muy complicado trabajar con amigos: las decisiones difíciles, los temas complicados, las conversaciones incómodas... resultan mucho más duras cuando por medio tienes relaciones personales. Tenlo en cuenta a la hora de emprender cualquier proyecto.

Emprender implica muchas más cosas de las que puedas imaginar en un principio: gestionar una empresa no es sencillo, hay contabilidad, finanzas, administración, recursos humanos, logística, y muchas más cosas más allá de lo que era tu trabajo habitual (ya fueses programador, consultor, diseñador o chapista).

Hemos aprendido a dar el máximo de nosotros mismos, a trabajar horas y horas detrás de un deadline.

Hemos aprendido lo que es el sacrificio, privándonos de vacaciones, sueldos, caprichos...

Hemos aprendido a salir de nuestra zona de confort y arriesgarnos a emprender cuando sentimos que el cuerpo nos pedía a gritos dejar nuestros cómodos asientos de asalariados..

Logros

Las cosas positivas que conseguimos, vistas en perspectiva.

Notoriedad

Conseguimos el Premio AJE a mejor iniciativa empresarial malagueña en 2011, con lo que subió nuestro nivel en presentaciones y a la vez, demostró que el jurado de este tipo de eventos no siempre acierta.

Participamos en diversos eventos relacionados con inversión privada, normalmente invitados, ya que no teníamos muy claro el tema inversión. De ahí queda claro que no nos dieran ni un euro, básicamente, no lo pedíamos.

La campaña de lanzamiento y difusión (lo de growth hacking es nuevo) nos hizo conseguir una gran cantidad de links buenos, de los que valen dinero, así como numerosas menciones en los medios.

Participamos como invitados y ponentes en los principales eventos del mercado musical como Primavera Sound, Monkey Week, MMVV, SOS48… donde se reunían los principales players del sector en ese momento.

Organizamos nuestro propio festival, juntando en Madrid a 4 de las bandas más destacadas de nuestra plataforma durante Marzo de 2013, y llenando la Sala Costello.

Organizamos también el primer concurso a nivel nacional en el que las bandas podían ganar una gira (sala, transporte y alojamiento cubiertos) en Málaga, Madrid y Barcelona, con la colaboración de Volkswagen y Only-Apartments.

Durante 3 años nos llevamos a las bandas ganadoras del Malaga Crea Rock a tocar al Monkey Week y a dar conciertos en Madrid y Granada, además de asesorarles sobre el mundillo.

Formamos parte, bien como organizadores o como colaboradores, de eventos como CREMA, MalagaCrea, MuwomLab…. lo que quiere decir que desde fuera, plandeGira se conocía como un proyecto relevante.

Bandas Registradas

3408

(3 nuevas cada semana)


que nos siguen aportando feedback acerca de cosas que necesitan, nos piden fechas, etc.

Salas Registradas

1138

(2 nuevas cada mes)


creemos que es la mejor BBDD con contactos reales del país

Fans en Facebook

1550

(2 nuevos cada semana)


que nos siguen preguntando si estamos activos, nos ofrecen sus grupos, se promocionan...

Followers en Twitter

1218

(2 nuevos cada semana)


y eso que no publicamos nada desde hace meses...

Sesiones Web

600000

(desde que empezamos)


va bajando, claro, no publicamos nada desde hace meses...

Páginas Vistas

2000000

(desde que empezamos)


quizá eso demuestra que nuestro contenido es interesante y útil para muchos...
  • 2007Primeras ideas

    Los primeros bocetos de una web musical se resumen en Mamuuz, una iniciativa que se presenta al programa Spin-off de la Universidad de Málaga.
  • 2010Tirada al barro

    Los fundadores dejan sus trabajos y se busca la oficina para empezar a trabajar.
  • 2011Emprendedores

    Con el apoyo de Proyecto Lunar, comenzamos el desarrollo. Elaboramos plan de negocio y nos empapamos de muchas cosas que ni siquiera nos habíamos planteado.
  • Mayo 2011Beta

    Se presenta en Primavera Sound (todavía no había PRO) para captar los primeros usuarios y tantear el mercado.
  • Agosto 2011Empresarios

    Se constituye la SL para cumplir con trámites burocráticos. No facturaríamos hasta mucho tiempo después.
  • Octubre 2011Alpha

    Presentación oficial en Monkey Week con demo del gestor de reservas, base de datos de salas, ficha de banda.... La web está online pero no indexamos el contenido.
  • Abril 2012A competir

    Abrimos la web por completo e indexamos en buscadores. María se incorpora al equipo.
  • Junio 2012Puesta de largo

    Notas de prensa en medios especializados, entrevista en RNE3, presentación oficial en Primavera PRO con artistas, asociaciones de salas, promotores...
  • Octubre 2012Consolidando presencia

    Nuevas funcionalidades como crónicas, ranking de bandas, integración de servicios de furgonetas y apartamentos, presentación de Estudio sobre música en directo, presencia en el MMVV con las asociaciones de salas...
  • Febrero 2013Reflexiones

    Nos damos cuenta de que las salas no terminan de usar la plataforma como debieran y tenemos muy pocas reservas en la plataforma. El resto de secciones funcionan bien. Organizamos el primer Festival plandeGira en Madrid.
  • Mayo 2013Rediseño

    Cambiamos la home, añadimos toda la sección de eventos e integración con plataformas de ticketing para venta de entradas y planteamos muchos más cambios... Organizamos concurso a nivel nacional regalando una gira por España.
  • Agosto 2013Duro golpe

    Factores personales motivan a un miembro a apartarse del proyecto. La capacidad de desarrollo de las nuevas funcionalidades se ve mermada y los fondos empiezan a escasear.
  • Enero 2014Tocados

    Las horas dedicadas al proyecto son cada vez menores, los cambios a realizar buscando mejorar los ingresos requieren cada vez más recursos. Organizamos las jornadas CREMA en Málaga.
  • Octubre 2014Piloto automático

    Se paralizan las mejoras proyectadas en la parte de gestión y sólo se actualizan los contenidos de eventos. Conseguimos récord de visitas y facturación por afiliación.
  • Junio 2015Respiración asistida

    Se cortan todos las inversiones en contenidos y actualizaciones, mientras se trabaja lentamente en una nueva versión. Solo se mantienen los servidores.
  • Enero 2017Hasta aquí

    plandeGira surgió con el objetivo de hacer algo que fuese útil a mucha gente, este artículo se ha hecho con el mismo objetivo.

Javier Moral

Marketing


...y luego podrás reservar la furgoneta y de repente te sale un mapa y te calcula los gastos de gasolina y te recomendamos apartamentos compartidos para ahorrar y a las bandas de la provincia les sale una alerta para que se unan a tu concierto y...

Soñaba, despierto y dormido, con lo que podría ser plandeGira, y le dediqué muchas horas, a imaginar primero, y posteriormente a tratar de crear junto a mis compañeros un proyecto que fuese útil a una gran cantidad de personas. Creo que, en parte, lo logramos, puesto que a día de hoy, después de mucho tiempo de abandono, plandeGira sigue recibiendo visitas, registros, peticiones de reserva... y gente que nos escribe preguntando que cuándo vamos a estar operativos al 100%.

He tardado un poco en darme cuenta de lo que nos ha aportado a nosotros, tras la frustración de ver que no podíamos vivir de ello dignamente y la sensación de decepción por no haber podido convertirlo en un éxito mayor. Me he sentido muy triste por algo que sentía como un fracaso, cuando ahora lo veo como una proeza. Y me alegro mucho de que sea así.

Cuando empezamos con plandeGira tenía más pelo

José L. Fernández

Lead Designer


"bueno, pero habrá que crear un perfil público para las bandas también, ¿no? Y una facturación interna para bandas y salas, ¿no? Y también incluir el reproductor de Spotify! Y el de Soundcloud, claro. ¿Empezamos a desarrollar el gestor de giras? El ranking de bandas es fundamental. Y creo que es fundamental también implementar…"

Y así, una detrás de otra. Se suele decir mucho y es totalmente cierto. Se aprende más de un proyecto fallido que de uno exitoso. En este caso, nos equivocamos estirando el desarrollo durante más tiempo del necesario, implementando funcionalidades que luego se demostraron como no imprescindibles. Foco + MVP (Minimum Viable Product), una fórmula sencilla de seguir (que no de implementar) si no te quieres dar un trastazo.

Cuando empezamos con plandeGira usaba Windows para programar

Alejandro Gómez

Lead Developer


Cuanto más me contaban, más me entusiasmaba, más ilusión me generaba. Dejé mi trabajo e invertí todos mis recursos en este reto que unía trabajar con amigos, música y tecnología.

Aprender un nuevo lenguaje de programación, una nueva metodología de trabajo, una nueva faceta empresarial, a pelear en el barro, a hacerte un nombre en un mercado que desconoces… y sobre todo aprender de vosotros, compañeros.

Tuve que abandonar el barco por motivos personales, y siempre me quedará la duda de si, aprovechando mejor el tiempo, con más experiencia y las cosas más claras, plandeGira se hubiera convertido en aquello que soñábamos.

Quedan tantas experiencias maravillosas compartidas… momentos a recordar entre las cervezas que aún nos quedan por tomar escuchando esa música que tanto nos apasiona.
Yo he visto a JL tomar algo más que una “Chandi” y crecer un huevo en la cara tras un zumo de naranja…

María Godoy

Content Manager


Unir comunicación y música me parece una de las mejores ideas del mundo. Eso fue plandeGira para mí: una oportunidad perfecta de unir mis dos pasiones y aprender mucho más de cada una de ellas. Formé parte del equipo durante casi dos años en los que crecí junto al proyecto. Pude conocer a muchos profesionales, analizar la situación de la industria musical, ir a muchos conciertos y festivales, y lo mejor de todo: conocer a los verdaderos emprendedores musicales de nuestro país. Siempre admiré su constancia, su amor por la música, ese deseo de abrir cada noche la puerta de su sala de conciertos aunque no salieran las cuentas, de darle una oportunidad a los grupos que empezaban y de celebrar el éxito junto a los ya consagrados. Por otra parte, también conocí a muchas bandas. De ellas me maravilló, y me sigue maravillando, su actitud respecto a lo que implica hacer música; algo tan difícil para el resto de los mortales y que, sin embargo, para ellos es como respirar. Porque un verdadero músico no puede estar sin hacer canciones.

Participar en una idea como esta resultó exigente en muchos sentidos, unido a que la coyuntura cultural no ayudaba especialmente, pero me quedo con lo mejor: todas las personas a las que conocí, todas las cosas que viví, todas las canciones que escuché, todos los lugares que visité y las numerosas lecciones que recibí de quien menos pensaba que me estaba enseñando algo. Fue un gran momento, y yo lo viví como tal.
Antes de plandeGira no sabía que existían las canciones instrumentales de 15 minutos

Y por último

A partir de ahora, la cosa queda como sigue...
Podéis seguir utilizando plandeGira.com a modo de gran base de datos, y como escaparate de vuestra sala o banda, aunque las funciones de contacto estarán deshabilitadas y evidentemente, la información se irá quedando desactualizada con el tiempo porque nosotros no dedicaremos tiempo a mantenerla al día.

Si nuestro proyecto te ha resultado útil y quieres colaborar a que siga activo, puedes ayudarnos a pagar los servidores. También puedes donar si crees que este post te ha aportado algún tipo de conocimiento valioso (que es lo que esperamos). En cualquier caso ¡Gracias!

Mientras haya suficiente, los servidores la mantendrán arriba.

Gracias a todos por esta oportunidad, por esta experiencia.

El equipo de plandeGira.



Javier Moral
Javier Moral
Me encanta el olor a analítica por la mañana.

13 Comments

  1. Antón dice:

    Una pena, pero este mundo es así… Un proyecto en Internet es todo una aventura. Sin embargo yo opino que nunca se pierde. Se pierde dinero y tiempo, pero se gana experiencia, es decir “unas veces se pierde y otras se aprende”. Ademas en el mundo de la música de internet es difícil encontrar “viabilidad” teniendo tanta competencia.

    Muy interesante el articulo por otra parte, al menos para mi. Soy el de http://www.jacksonlive.es, una pagina que básicamente busca ser una agenda de conciertos con un breve buscador de salas. Un poco de inspiración he cogido de vosotros jeje.

    Un saludo y animo.
    Antón.

  2. Diego Jiménez Pavón dice:

    No es fácil impresionarme, he visto muchos proyectos nacer y crecer y me parece que fue ayer cuando Javier me llamó para contarme su proyecto. Yo he sentido pena al saber que cerrabais porque esperaba que os fuera muy bien. Pero creo que las habilidades conseguidas en el camino, la experiencia y los logros no han sido pocos. Creo además que dice mucho de vosotros el que hayáis compartido vuestra experiencia y seguro que servirá de inspiración a otros. Yo ya he compartido este enlace con mucha gente. El mayor ejemplo de que de los fracasos se aprende es la ciencia y la tecnología… gracias a que muchos indican que camino no tomar otros tienen éxito.

    Mil gracias por ayudar a todos esos otros que van detrás vuestra.

    Un abrazo.
    Diego.

  3. Luis Alberto dice:

    Acabo de descubriros, y es una pena. Para mi estilo de música es muy difícil encontrar mánager (newage/electrónica) y una página como la vuestra me iba a ser muy útil. Así va nuestra cultura… Un abrazo.

    • Javier Moral dice:

      Gracias por tus palabras Luis Alberto, mucha suerte con tu búsqueda de conciertos y sigue haciendo música, nos ponemos a escucharla ahora mismo!

  4. ignacio dice:

    Simplemente impresionante… Gracias por vuestra sinceridad.. muy buena y gran aportacion

    • Javier Moral dice:

      Nos alegramos de que te parezca interesante, esa era la intención del post. Gracias por tu comentario y por compartirlo. Saludos!

  5. Para nuestro grupo LINQAE, gracias a Plan de GIra muchas bandas nos han contactado y hemos cerrado bolos tanto en nuestra ciudad como por el resto de España.
    Ha sido una gran iniciativa tecnológica con el mundo de la música como base, ojalá podáis seguir adelante con nuevos proyectos y ojala ayudéis de esta forma a bandas como la nuestra a poder, que luchamos para sacar adelante nuestros proyectos, intentando llegar a los mejores escenários posibles..

  6. Psicodance dice:

    Impresionante documento. Autopsia de un fracaso(?).
    Solo los que lo intentan fracasan, por lo que no puede hablarse de fracaso absoluto, mas bien de aprendizaje (con dolor).
    Los que no lo intentan, no saben siquiera empezar o no son capaces de arrancar su proyecto no tienen derecho a criticar una cosa asi. Muchisimos son los que lo intentan y solo unos pocos los que lo logran, no pocas veces mas por la suerte de haberse metido en el momento y lugar adecuado que a sus propias habilidades, ya que saberlo todo y controlar todos los parametros es tan imposible que hasta que uno no se mete no sabes si hubiera funcionado o no.

    En realidad el éxito facil es contraproducente y esta experiencia os va a servir para muchisimo en el futuro.

  7. Una lástima que no haya cuajado y mis respetos por la grandeza que habéis demostrado compartiendo vuestra experiencia con los demás!
    A día de hoy esas necesidades siguen latentes y no cubiertas en la industria y sobretodo a los pequeños artistas y managements.
    Sigo creyendo que la solución pasa por la tecnología y los teléfonos móviles.
    Muchas suerte en vuestros proyectos futuros. un abrazo de corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies