¿Cómo evitar que Gmail corte mis newsletters?

Muchas veces nos encontramos en la tesitura de tener que incluir un montón de información en una newsletter. Puede ser porque la comunicación así lo requiere o porque nuestro cliente quiere aprovechar esta news para mostrar todo el contenido posible (a veces quieren cometer el error de hacer una newsletter con solo imágenes).

Maquetamos, optimizamos código, comprobamos enlaces, pasamos el filtro antispam, testeamos, y…. WTF? Gmail nos corta la news, mostrándonos el famoso mensaje de ‘ver todo el mensaje’.

Con la cantidad de mails que los usuarios reciben al día, no podemos dejar que una newsletter aparezca con falta de contenido, por mucho que Gmail se empeñe en ello.

Por qué Gmail corta las newsletters

Esto ocurre porque Gmail recorta los cuerpos de todo aquel email que tenga un peso superior a 102kb, que a priori puede parecer suficiente para una newsletter de toda la vida pero si tenemos en cuenta que ya todas nuestras news tienen que ser responsive con sus media querys y sus estilos CSS, la cosa cambia bastante.

Cómo evitar newsletters truncadas en Gmail

Una vez detectado el problema debemos reaccionar rápido, en marketing online, la relatividad del tiempo se relativiza aún más si cabe.

Opción 1: Aconsejar a nuestro cliente recortar la información de la newsletter.

Lo ideal es que una news lleve información concreta y precisa. Menos es más. Tu público te concede muy poco tiempo, si no es capaz de quedarse con tu mensaje de un sólo vistazo, habremos perdido el poder del impacto.

Opción 2: Reducir el peso de la newsletter sin reducir la información que contiene.

¿Es posible? Efectivamente, y además es mucho más fácil de lo que se pueda llegar a pensar, sólo tenéis que minificar* el código de vuestra news, porque a lo mejor no lo sabéis, pero los huecos y saltos de línea del maquetado en HTML suman peso al archivo.

Cómo reducir el peso de un archivo para Gmail

Para reducir el peso de nuestro archivo elegimos un minificador online de los muchos que existen, yo particularmente uso willpeavy. Es muy fácil de utilizar. Simplemente se debe pegar el código de vuestra newsletter en la caja de texto, pulsar minify y automáticamente se comprime el código. Ahora copia el código en un nuevo archivo HTML, ¡y listo!

La diferencia es notable a simple vista:

Archivo HTML inicial
Archivo HTML minificado

Con este sistema podemos conseguir hasta un 30% de reducción del peso de nuestra newsletter y así lograr que no aparezca el dichoso mensaje en Gmail.

NOTA IMPORTANTE

El tamaño de las imágenes que contiene nuestra newsletter no influye en el peso del archivo, por mucho que las reduzcamos, el mensaje pesará lo mismo.

Compartir   Compartir en twitter
Disruptivos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *