5 cosas que estás haciendo mal en Mailchimp y no lo sabías

En Disruptivos nos encanta trabajar con Mailchimp (por algo somos Expertos Mailchimp Partners). Ya sea para uso propio o con nuestros clientes, sabemos que es una de las mejores herramientas de email marketing que existen: tiene un diseño bonito, es fácil de utilizar y tiene planes gratuitos, justo lo necesario para comenzar.

Sin embargo, conforme van aumentando el número de suscriptores, la cosa se complica y puede convertirse en un arma de doble filo si no se maneja con cuidado.

Aunque, entre otras cosas, puedes poner tus automatizaciones en marcha rápidamente, es bastante probable que cometas algunos errores comunes al empezar. Ya sea al crear una cuenta de Mailchimp, enviando correos electrónicos a personas que no te han dado permiso para ello o usando una dirección de envío poco profesional.

Errores más comunes que deberías evitar configurando tu cuenta o envíos en Mailchimp

Aquí recopilamos algunos de los errores más comunes que los usuarios de Mailchimp están haciendo mal.

Los más habituales

Tener diferentes audiencias en una misma cuenta de Mailchimp es de lo más común. En el pasado era una práctica habitual tener diferentes listas. Sin embargo, ahora, esto ya no funciona así. Lo más probable es que si lo haces así, tus contactos se estén duplicando. Además, esto puede estar incrementar el precio del plan de pago contratado.

Para evitar esto, usa grupos, segmentos y etiquetas para definir y clasificar tus contactos. Segmenta y envía comunicaciones que sean interesantes para cada uno.

Envío de newsletters que no incluyen subtítulo

¿Qué es eso del subtítulo o preview text? Pues es el texto que se ve además del asunto cuando envías una campaña de email.

Auditoría Mailchimp Gratis

En varias auditorías en las que hemos analizado las campañas enviadas, encontramos que no incluyen un preview text o que incluyen siempre el mismo.

No usar este recurso o no utilizarlo de manera correcta desaprovecha la oportunidad de ampliar el mensaje del asunto o incluso, dar toda la información completa a aquellos que no iban a abrir el email de todos modos.

Imágenes demasiado grandes

En infinitas ocasiones nos topamos con imágenes de gran peso que afectan a la velocidad de descarga de la newsletter. Recuerda que las imágenes deben pesar menos de 200kb y tener el tamaño adecuado. Puedes utilizar cualquier herramienta para comprimir imagenes online o hacerlo a través del propio editor de contenido de Mailchimp.

Imágenes sin enlace ni atributo alt

No pierdas la oportunidad de incluir una llamada a la acción. Toda imagen debe llevar añadido su enlace y su atributo alt. (Secreto: La mayoría de la gente siempre pincha encima de la imagen).

En el caso de que las imágenes no se visualicen, porque el contacto tenga desactivadas las imágenes de correo electrónico, la descripción de la imagen ayudará a conocer el contenido de la misma.

También es importante por temas de accesibilidad. Ya que incluyendo los atributos alt estarás facilitando a las personas con discapacidad visual la lectura y entendimiento del mensaje al completo.

Duplicidad de footer en la newsletter

Revisa siempre el pie de tu newsletter. Es posible que si no lo has montado correctamente este se vea por duplicado. Estará el tuyo y el que Mailchimp mete por defecto (y en inglés) si detecta que algo no está bien configurado.

Si lo haces bien debería verse así.

Configurar footer Mailchimp

¿Parece fácil? Pues esto es solo el principio. Así que si crees que hay algo que no funciona en tu configuración pero no has dado en la tecla, te podemos hacer una auditoría gratuita sobre tu cuenta de Mailchimp.

Compartir   Compartir en twitter
Mauro D.
Suministro tu placebo diario de información digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *