Cómo optimizar los CTAs de tus campañas de Email Marketing

Una de las métricas más importantes para evaluar el desempeño de una campaña de Email Marketing es el CTR (Click Through Rate o tasa de clics). Esta cifra indica qué porcentaje de usuarios que recibieron el correo electrónico hizo clic en él.

Pero… ¿qué factores influyen en que el CTR de una campaña sea bueno o malo? ¿Tus suscriptores están haciendo clic en los enlaces que deseas que hagan clic?

¿Qué vamos a ver?

¿Qué es un CTA?

Un CTA (Call to Action o llamada a la acción) es un elemento diseñado para motivar a los usuarios a realizar una acción específica, como hacer clic en un enlace, suscribirse a un boletín, descargar un recurso, completar un formulario o comprar un producto. Puede presentarse como una frase, un banner, un botón o incluso un enlace en un texto.

Los CTA son esenciales en cualquier estrategia de marketing digital porque guían al usuario a que cumplan un objetivo específico.

¿Cómo crear un buen CTA?

Al crear un CTA efectivo, es crucial considerar los tres elementos clave que lo conforman: el mensaje (copy), el diseño y la URL a la que dirige.

Esquema de las partes que componen un CTA: el copy, el diseño y la URL de destino.

Copy

Un buen copy en un CTA es fundamental porque tiene el poder de influir en las decisiones de los usuarios. Un mensaje adecuado puede comunicar de manera efectiva el valor de la acción que se solicita y motivar a los usuarios a tomar medidas, lo que es esencial para el éxito de cualquier campaña de marketing digital.

💖 Destaca el beneficio: Un consejo útil es aplicar la regla de «acción-beneficio», que implica resaltar el beneficio que recibirá tu suscriptor al realizar la acción deseada.

Ejemplo: si envías un correo electrónico pidiendo a tus clientes que completen una encuesta de satisfacción, en lugar de usar un botón que simplemente diga «Hacer encuesta», podrías utilizar uno que diga «Aportar mi opinión», resaltando así el beneficio de expresar su punto de vista.

💥 Usa power words: En copywriting, las «power words» o palabras de poder se utilizan para provocar respuestas emocionales o psicológicas. Son persuasivas y, cuando se emplean de manera efectiva, convencen al lector de que realice una acción específica.

Varios ejemplos de power words son:

  • Explora
  • Garantizado
  • Instantáneo
  • Exclusivo
  • Descubre
  • Premium
  • Oportunidad

👁️ Escribe desde el punto de vista del suscriptor: Reflexiona sobre el valor que ofrece tu CTA a tus suscriptores. ¿Cuáles son sus preocupaciones o necesidades y cómo tu oferta puede resolverlas? Otra estrategia útil es redactar en primera persona, lo que ayuda a que tus suscriptores se imaginen realizando la acción.

Ejemplo: si estás enviando un correo electrónico ofreciendo una guía para una alimentación más saludable, en lugar de usar un botón que simplemente diga «Descargar guía de alimentación saludable», podrías optar por uno que diga «¡Quiero aprender a comer mejor!», lo que invita al suscriptor a visualizarse tomando la acción de manera más personal.

Diseño

El diseño es crucial tanto en los correos electrónicos como en los CTAs en general, pero a menudo se subestima. La apariencia de un CTA está estrechamente ligada a la experiencia del usuario. Una experiencia positiva, combinada con un buen contenido y una propuesta de valor convincente, determinará si tus suscriptores te prestan su valioso tiempo y atención… o no.

Para diseñar un CTA efectivo, sigue estos tres sencillos pasos:

1. Crea una jerarquía visual

En cada correo electrónico, es importante organizar los elementos en función de su objetivo principal. Esto significa que se debe dar más prominencia al texto y al CTA que están diseñados para lograr la conversión deseada, mientras que se le da menos importancia a otros CTAs.

Para comprender mejor esta jerarquía, es útil distinguir entre:

  • CTAs primarios: Son las acciones principales que deseas que realicen tus suscriptores. Deben destacarse y ser los más prominentes en el correo electrónico.
  • CTAs secundarios: Incluyen cualquier otra acción que deseas que realicen tus suscriptores. Estos CTAs son menos prioritarios y no deben destacar tanto como los CTAs primarios.
Ejemplo de una email con jerarquía visual donde el CTA principal destaca sobre los CTAs secundarios.

2. Aplica técnicas de estilo

Teniendo en cuenta la jerarquía mencionada anteriormente, aquí tienes algunas formas de estilizar tus CTAs:

Si se trata de tu CTA principal: Utiliza un botón relleno con un color que contraste claramente con los demás elementos de diseño.

Para los CTAs secundarios: Opta por estilos más sutiles, como colores menos llamativos o botones sin relleno, pero con un borde de color. Si el CTA secundario es un enlace dentro del texto, es importante que:

  • Tenga un color diferente al del texto circundante.
  • Esté subrayado para que los suscriptores identifiquen claramente que se trata de un enlace.

Otra forma de estilizar tus CTAs es aplicar espaciado alrededor de estos. El espaciado sirve para generar sensación de amplitud, haciendo más visible al CTA y evitando que al querer hacer clic en él, se pueda pulsar otro enlace.

En diciembre de 2023, investigadores de la Universidad del Sur de Florida y de la Universidad de Tennessee encontraron que los botones con formas redondas o esquinas redondeadas reciben entre un 17% y un 55% más de clics que los botones rectos o con esquinas afiladas. Esto destaca la importancia de realizar pruebas A/B para determinar qué diseño de CTA funciona mejor, aunque el diseño final también debe tener en cuenta la identidad visual y el branding de la marca. Fuente: Journal Consumer Research.

3. Prioriza la accesibilidad

La accesibilidad es un elemento clave tanto en el diseño como en la experiencia del usuario. Garantizar que todos puedan comprender tu mensaje, independientemente de la situación del suscriptor, es fundamental para que tus correos electrónicos sean accesibles. Para lograrlo, debes tener en cuenta:

  • Botones «a prueba de balas»: Son botones creados con código en lugar de imágenes. Estos botones no solo serán visibles incluso cuando la carga de imágenes en el correo electrónico no sea posible, sino que también podrán ser leídos por los lectores de pantalla.
  • Contraste: Al crear un CTA, asegúrate de que haya suficiente contraste entre el texto y el fondo para que sea fácilmente legible. Puedes verificar el ratio de contraste entre dos colores y asegurarte de que cumpla con los estándares de las WCAG (Web Content Accessibility Guidelines) en páginas como esta.

URL de destino

El último componente (y más importante) de un CTA es la URL de destino, la página a la que se dirigirán los suscriptores para completar la acción deseada. Por lo tanto, aquí te ofrecemos dos consejos valiosos sobre la URL de destino de tu CTA:

  • Asegúrate de que tus enlaces funcionen correctamente. Aunque pueda parecer obvio, es un error bastante común encontrarse con un enlace roto. Ya sea porque la URL ha cambiado o porque se ha escrito incorrectamente, si tu CTA no dirige al usuario hacia la acción deseada, por muy bueno que sea el mensaje o el diseñono servirá de nada.
  • Incluye parámetros UTM en tus enlaces para realizar un seguimiento desde GA4 y obtener información adicional al analizar el rendimiento de una campaña de Email Marketing.

¡Eso es todo! Estamos seguros que después de leer esta guía ya eres todo/a un/a crack en CTAs y que el ratio de clics de tus campañas van a subir como la espuma.

Compartir   Compartir en twitter
Salva
Si gané el Dundie de Automation Apocalypse Survivor fue por algo...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *