10 aspectos imprescindibles para escribir un buen post

10 aspectos imprescindibles para escribir un buen post

Sabes la importancia que tiene el contenido en una web para hacer crecer tu negocio, y tienes un blog o una sección de contenidos en tu web, pero no sabes por dónde empezar. Puede que al principio te resulte difícil publicar contenidos valiosos y atractivos, pero con perseverancia y disciplina seguro que lo consigues. Si quieres aprender a escribir el post perfecto para tu blog, en este artículo te vamos a dar la teoría para escribir un buen artículo y que te pongas con la práctica cuanto antes.

¿Cómo escribir un buen post?

No se trata de que un día te llegue la inspiración. Es un trabajo más o menos parecido a cuando te mandaban una redacción en el colegio y tenías que coger la enciclopedia y elaborar un texto nuevo. Solo que ahora no estamos en el colegio, y la nota depende de los motores de búsqueda y de los usuarios. Vamos por pasos:

1. Crea un calendario editorial


Un truco para elegir un tema para el post de tu blog es que realmente te interese. Si lo escribes con entusiasmo será más seductor para quien lo recibe. Esto es mucho más cómodo si tienes control editorial y lo haces con antelación, es decir: elige los temas que te gustaría leer, clasifícalos en categorías y tags y crea un documento con tu calendario editorial. Así tendrás todas las entradas de tu blog organizadas antes de empezar y no tendrás que comerte la cabeza antes de escribir cada post porque ya habrás hecho esta tarea previamente.

2. Céntrate en una audiencia específica


Si tu intención es hacer un contenido atractivo, este tendrá que estar dirigido a un público en particular. Por lo tanto, focaliza antes de empezar a desarrollar contenido y decide a quién te vas a dirigir, en base a lo que estás vendiendo. Estudia a tu audiencia, sus gustos, sus temáticas favoritas y el tono de comunicación necesario para que tu mensaje les cale hondo.

3. Haz un buen research

Busca inspiración además de información, documéntate sobre el tema en cuestión y verifica todos los datos que recopiles. Mira lo que hace tu competencia y anota tanto sus puntos fuertes como los puntos flacos para hacerlo mejor que ellos. En este momento también es importante que hagas una búsqueda de palabras clave para incluirlas en tu artículo y que los buscadores le den un punto extra de cariño a tu URL.

4. Crea un boceto

Saca las ideas principales y crea un esqueleto a modo de esquema de lo que será después tu post. Haz un pequeño boceto donde visualices el contenido respondiendo a las preguntas que se harían los usuarios en Google sobre tu producto. Tener este esquemita es muy útil para que, a la hora de ponerte a escribir, ya tengas una base ordenada y no se te vaya la cabeza divagando porque ya sabrás que te tienes que ceñir a: una introducción, meter los h2, las imágenes y los productos, una despedida o conclusión y un CTA.

5. Elabora un buen título

Los títulos son como un buen cebo en la pesca, un título atractivo hará que los usuarios quieran leer tu artículo de inmediato. ¿O es que nunca te has comprado un libro o has entrado a ver una película solo porque te gustaba su título? Así que visualiza esos apetitosos gusanos moviéndose independientemente de lo que sea tu negocio: tienes que conseguir que tu title sea informativo y que capte la atención de los lectores.
***Nota. El título puede venir después del punto 6, a veces es más fácil crearlo cuando ya tienes el contenido. ¡Pero es cuestión de gustos!

6. Redacta para humanos y ten en cuenta a los robots

Una vez que has atraído a los lectores con tu supertítulo, tienes que conseguir que lean todo tu artículo ¿verdad?. Y esto no es una tarea fácil. Una buena fórmula para enganchar es hacerlo desde el principio con una buena introducción, ¿cómo se consigue? Con un poquito de empatía y poniéndote siempre en la piel del lector. Según la temática no es necesario sonar demasiado académico, la cercanía puede enganchar mucho más en determinadas circunstancias.
Los lectores son inconstantes, suelen leer en diagonal, echar un vistazo rápido y desaparecer de tu santuario online. Por eso haz uso de negritas, divide el texto en pequeños párrafos y siempre que puedas agrega listas que ayuden a un mejor reconocimiento visual de los puntos importantes.
Ten a mano siempre tus herramientas: diccionarios, diccionario de sinónimos, etc.
Pero recuerda que no sólo escribes para los humanos, también escribes para la máquina, tienes que ser lo suficientemente perspicaz como para ir introduciendo keywords como el que no quiere la cosa. (En el punto 8 te lo desgranamos un poquito más).

7. Sé útil e informativo

La mayoría de los usuarios que comparten un post lo hacen porque creen que será útil para los demás. Si tus mensajes son útiles e informativos, recibirás un flujo de tráfico constante y recurrente. A medida que desarrollas el contenido, pregúntate "¿esto me parece útil o informativo? ¿Y al lector?" Estas dos preguntas deben servir siempre como guía. Si vas a vender, no lo hagas de forma descarada ni agresiva, sutileza máxima o nadie compartirá tu artículo y lo que es peor: dejarán de leerlo de inmediato.

8. Optimiza tu contenido para la búsqueda

Ahora toca hablar para la máquina. Dominar las reglas básicas del SEO hará que tu contenido sea más relevante para los motores de búsqueda: el uso de títulos optimizados para palabras clave, una buena dosis de palabras clave medium tail y long tail, interlinking a las categorías de tu web o a otros artículos de tu blog, CTA, h2, negritas… Lo hará todo mucho más “googleable”. Ten en cuenta también que tendrás que optimizar el metatitle, escribir un excerpt y asignarle a tu post categoría, tags y url. .

9. Utiliza imágenes

Dale un poco de personalidad a tu post con material gráfico. Las imágenes ya sean fotografías, infografías o vídeo mejoran el ritmo y la fluidez de tu post, sobre todo para explicar temas complejos.

10. Edita tu entrada en el blog

Una vez que lo tengas listo, asegúrate de evitar la repetición, comprueba que no tenga faltas de ortografía, lee tu mensaje en voz alta para comprobar su fluidez, procura que alguien más lo lea y te dé su feedback, opta por frases breves si ves que alguna no se va a entender bien, no tengas miedo de recortar texto o adaptar tu escritura en el último minuto. Ya solo te queda publicarlo el día que lo tengas programado, compartirlo por redes sociales y/o incluirlo en una newsletter, y con el tiempo, verás cómo empiezas a generar leads y tener más oportunidades de conversión.
Como ves, no se trataba de sentarse y escribir sobre un tema que dominas o del que te has documentado sin más, pero una vez que cojas el ritmo no será para tanto.

¿Quieres que te ayudemos con tu estrategia de marketing de contenidos?

¡Contesta el cuestionario y te contactaremos!

Para redactar un buen artículo tienes que mantenerte alerta en torno a muchos aspectos, pero básicamente se trata de ser capaz de escribir contenido atractivo y convincente sobre una base coherente. ¡Aquí te damos unos consejos para conseguirlo!

Violeta Niebla
Violeta Niebla
Dije que no lo haría pero lo hice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Es la maneja la propia gestión de las cookies.

gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

Cookies de terceros

Son las cookies de sesión de Google Analytics.

_ga, _gat, _gid

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?